Redes
Ver más

Consejo para tus llantas No 1

Hablemos de llantas No 1
Nuestros expertos de Tuyomotor hablan acerca de la mejor forma de comprar y cuidar nuestras llantas.

Aunque existe una gran cantidad de vehículos rodando por nuestro país, pocos usuarios conocen la importancia de mantener y cuidar las llantas adecuadamente, logrando con ello ahorro de dinero y lo más importante, maximizando nuestra seguridad, la de nuestros pasajeros y la de los demás. Recordemos que las llantas (o “neumáticos” en otras latitudes) son parte fundamental de la seguridad activa de nuestro vehículo ya que son el único punto de contacto entre éste y la carretera.

¿QUÉ LLANTAS COMPRAR?
Al momento de comprar llantas deberíamos preguntar al distribuidor:
  1. ¿Las llantas que tengo ahora son las mejores para mi vehículo en cuanto a funcionabilidad, precio y tamaño?
  2. ¿Cuáles son entonces las mejores llantas que se adaptan a mis hábitos de manejo y a mi presupuesto?
  3. ¿Podría darme 2 ó 3 opciones diferentes del tipo de llantas que necesito?
  4. ¿Cuántos kilómetros dura la garantía de mis nuevas llantas (si la hay)?
  5. ¿Tiene una buena reputación el fabricante de las llantas?
  6. ¿Las llantas que me ofrece están homologadas en cuanto a diseño y tamaño por el fabricante de mi vehículo de tal manera que no se vea afectada la garantía (en caso de comprarlas por fuera del concesionario autorizado)?

¿CUÁNDO CAMBIAR LAS LLANTAS?
Las llantas se deben cambiar por varias razones:
  1. Cuando lleguen al desgaste máximo permitido.
  2. Cuando sufran de desgaste irregular o tenga abolladuras / cortes / chichones / etc. que afecten el comportamiento y la seguridad del vehículo aunque no hayan llegado al límite del desgaste.
  3. Cuando vamos a cambiar de actividad en nuestro vehículo por largos períodos de tiempo o cuando vamos a realizar viajes por terrenos que requieran llantas especializadas (por ejemplo que un vehículo de ciudad –On Road- se traslade para el campo en forma permanente  -Off Road-)
  4. Por pérdida constante de aire aunque no esté “chuzada”, lo cual significa que está porosa debido al deterioro del caucho.

INSPECCIÓN VISUAL: FACIL DE HACER Y NOS ARROJA MUCHA INFORMACIÓN
Una inspección visual de las llantas nos permitirá detectar algunos problemas:
  1. LIMITE MÁXIMO DE DESGASTE: las llantas tienen un “indicador de desgaste” o “fusible” en la banda de rodamiento que nos permite ver el grado de desgaste y el límite máximo del mismo. Visualmente y al tacto podemos saber si estamos próximos a cambiar llantas o si lo debemos hacer de inmediato.
  2. DESGASTE EN AMBOS BORDES: la razón es inflado insuficiente. Esto genera demasiado calor lo que disminuye la resistencia de la llanta. También causa una mayor resistencia al rodamiento y en consecuencia un mayor consumo de combustible. Y como es de esperarse, nuestra llanta tendrá una menor vida útil lo que afecta nuestro bolsillo.
  3. DESGASTE EN EL CENTRO: la razón es inflado excesivo que ocasiona que la llanta se asiente contra el piso sobre el centro de la banda de rodamiento y no de forma pareja hasta los bordes.
  4. HUNDIMIENTOS O DESGASTES EN BANDA DE RODAMIENTO: son más comunes en las llantas delanteras y pueden presentarse por frenados excesivos (principalmente el vehículos desprovistos de ABS que pueden “frenar en seco”).
  5. BORDES DENTADOS: consecuencia de un asentamiento disparejo de la llanta sobre el piso debido seguramente a mala alineación. Es mucho más notorio en llantas con huellas agresivas (MT = Mud Terrain, especializadas para terrenos sin pavimento).
  6. MAYOR DESGASTE EN UNO DE LOS BORDES: un desgaste mayor en el borde interno o en el borde externo es síntoma de una mala alineación o de problemas mecánicos (suspensión o chasís) que no permiten llegar a los parámetros de alineación correctos.
  7. ABOLLADURAS, HINCHAZONES, CORTES, ETC., por lo que debemos consultar a un experto que nos haga un diagnóstico (¿la llanta debe ser reemplazada?).
  8. PRESIÓN DE INFLADO INADECUADA: una muy baja presión de inflado se puede detectar con una inspección visual aunque siempre debemos chequear con un medidor de aire. La pérdida de aire puede darse por 3 razones básicas:
    1. Heridas en el caucho (pinchazos, cortaduras, etc.)
    2. Fugas por la válvula de inflado.
    3. Fugas en el asiento de la llanta al rin (rin golpeado, objeto atrapado entre llanta y rin, etc.)
  9. DESGASTE DISPAREJO ENTRE LLANTAS DELANTERAS Y TRASERAS: este diagnóstico nos obligará a rotar las llantas para maximizar su vida útil.

CORRECTA PRESIÓN DE INFLADO
La presión de aire en las llantas debe ser la adecuada según el fabricante. Además debemos tener cuenta el terreno y las circunstancias en que vamos a transitar:
  1. Verificar la presión mínimo 1 vez al mes cuando estén frías y con un manómetro preciso.
  2. Una llanta convencional de automóvil o camioneta deberá estar entre 28 y 32 lbs en ciudad (verificar con indicaciones del fabricante).
  3. En tránsito sobre vías pavimentadas en viajes largos y con peso adicional (de vacaciones por ejemplo) debemos aumentar la presión de 2 a 4 lbs aprox. y bajarlas una vez terminemos el viaje.
  4. Si el viaje requiere un tramo importante por carretera destapada debemos bajar a 26 – 28 lbs. Debemos inflar nuevamente una vez salgamos a pavimento.
  5. Para tránsito sobre arena suelta (dunas) o nieve debe bajarse a 20 – 24 lbs y sobre terrenos de piedra se recomiendan 26 -30 lbs.
  6. La presión de inflado correcta mantendrá el vehículo en su punto óptimo de agarre y tracción al piso, además de cuidar la vida útil de la llanta.
  7. Tener presente que la presión de inflado – diferente a cantidad de aire- varía de acuerdo a la altura y a la temperatura: a mayor altitud la presión interna de la llanta aumenta debido a que las moléculas del aire se expanden por la menor presión atmosférica (2 – 3 PSI por cada 5.000 pies de altura). Por otro lado, la presión de inflado disminuye a medida que el aire se enfría (1 Psi por cada 10°C). Concluimos que estos 2 fenómenos tienden a compensarse cuando pasamos de tierras bajas a muy altas o viceversa, mostrando diferencias poco significativas. En cualquier caso debemos comprobar y ajustar la presión de las llantas una vez lleguemos al destino donde permaneceremos por largo tiempo.
  8. Es necesario mantener una adecuada presión de inflado para lograr el rendimiento óptimo de las llantas, preservar la seguridad y ahorrar combustible.

ROTACIÓN DE LAS LLANTAS
Debe realizarse cada 10 – 15 mil kms (siempre verificar la recomendación del fabricante) para preservar el balance de maniobrabilidad y tracción, además de equilibrar el desgaste. También puede proporcionar ventajas de rendimiento. La forma de rotación dependerá del tipo de llantas que se utilicen (direccionales o no direccionales, tamaño diferente enejes delantero y trasero, etc.). Se debe consultar a un experto o al concesionario autorizado.

Hay mucha información sobre las llantas que demos conocer y por eso haremos varias entregas a través de nuestro blog. Quedamos siempre muy atentos a sus comentarios e inquietudes para ayudarlos en lo que esté a nuestro alcance.

Si te ha servido la información o quieres aportar algo adicional déjanos tu comentario.

Publicado el 14 de septiembre 2015, por Rafael Valderrama
Ver más
Hablemos de llantas No 1
Victor Rodriguez
Importante información para no dejarle todo al concesionario, es importante aprender para saber tomar decisiones en momento correcto
15 Sep 15
3 años 11 meses 11 días 10 horas 32 minutos


Calificación:
Nombre:
Email:



Ver más
1.5280230045319