Redes
Ver más

Hablemos de cajas automáticas. Capítulo 3

Hablemos de cajas automáticas. Capítulo 3
Continuamos con la tercera y última entrega del tema, mencionando algunas consideraciones de carácter general.

Consideraciones generales sobre su uso y funcionamiento:

  • La posición D (Drive) se utiliza generalmente en ciudades y carreteras con terrenos planos u ondulados donde el vehículo se puede mover con libertad llegando casi siempre hasta la última velocidad. Las demás posiciones son para engranar las marchas que deben utilizarse en ascensos y descensos de tal manera que podamos sostener el vehículo en el mejor cambio para mantenerlo a una velocidad y un torque óptimos.
  • Para ascensos recomendamos utilizar la marcha en la que el vehículo se sostenga a un régimen de revoluciones y velocidad adecuadas, evitando que la Caja pase al cambio siguiente automáticamente, en el cual puede no alcanzar a sostenerse. De esta manera mantendremos un régimen de revoluciones medio o medio-alto que nos permite avanzar con un toque moderado del acelerador y estar listos con el torque suficiente para adelantar vehículos cuando tengamos la posibilidad y las normas de tránsito lo permitan. Así entonces ahorramos combustible, nos rinde un poco más el camino al no dejar colgar el motor en cambios muy altos, cuidamos la Caja al no permitir que haga cambios innecesarios y sentimos que el auto responde mejor.
  • Conducir un vehículo automático como si fuera uno manual -principalmente en ascensos y descensos- se hace aún más necesario en aquellos con pocos cambios adelante (3 ó 4) razón por la cual muchas veces un vehículo de este tipo se siente lento no tanto porque lo sea sino por causa de no saber optimizar su manejo.
  • Cuando enfrentamos descensos debemos engranar manualmente el cambio que nos permita descender a una velocidad moderada y sostenida, justo aquel que nos permita entrar a las curvas sólo con leves frenadas. En la medida que la vía permita mayor (o menor) velocidad iremos aumentando (o disminuyendo) las marchas. De esta forma el torque del motor nos ayudará sostener el vehículo en el descenso y a no fatigar los frenos o desgastarlos prematuramente, conservando un sistema de frenado “fresco” y disponible a su máxima potencia ante una parada de emergencia. Este punto es muy importante que sea tenido en cuenta por aquellos usuarios que conducen vehículos grandes (como un 4x4), pues es común escuchar quejas sobre vibraciones al momento de frenar. Esto ocurre por exceso de temperatura en los frenos que deforman los discos, ante lo cual un buen uso de la Caja de Velocidades que permita no abusar del frenado será la solución. No tema conducir en descensos en 1ª marcha aunque el tacómetro marque un régimen considerable de revoluciones, siempre que no llegue al tope (marcado con rojo).
  • No es recomendable mantener la Caja automática enganchada en un cambio diferente a Drive durante largos períodos de tiempo, por ejemplo, sostenida en 1ª marcha en ascensos de 30 minutos o más, ya que puede presentar recalentamientos. Esta situación será alertada mediante el encendido de un testigo en el tablero (A/T TEMP OIL o similar) ante lo cual debemos pasar la Caja al modo Drive (D) para que el aceite circule por el sistema de refrigeración y baje la temperatura. No es usual que esto ocurra pero si sucede se puede corregir a tiempo evitando algún daño en la Caja.
  • La gran mayoría de las cajas automáticas tienen sistemas de control automatizados que evitan abusar de ellas. Así por ejemplo, si en un descenso a 80 km/h pretendemos pasar de 4ª a 2ª marcha para sostenernos con el torque del motor, posiblemente sólo enganche la 3ª ya que la 2ª marcha a esa velocidad generaría que el motor se subiera a un régimen de revoluciones por encima del máximo permitido. Para este caso la 3ª marcha empezaría a sostener el vehículo y cuando la velocidad se reduzca lo suficiente el computador permitirá que se enganche la 2ª cumpliendo la orden que le dimos inicialmente. En otras palabras, las Cajas Automáticas no reciben un cambio más bajo sino cuando el motor se encuentra en la gama de revoluciones por minuto (rpm) correctas, operación que hará progresivamente.
  • El procedimiento correcto para dejar parqueado un vehículo automático será el siguiente: detener el auto totalmente, dejar el pedal del freno pisado, pasar caja  de velocidades a Neutro, accionar el freno de parqueo (mal llamado freno de emergencia), soltar el freno de pedal y esperar que el peso del auto se recueste sobre éste último, pasar la Caja a la posición Parking (P), apagar el vehículo. De esta manera el peso del auto lo sostendrá el freno de parqueo y no la Caja. De manera errónea, cuando el peso del auto queda sostenido con la Caja (Parking) sobretodo al dejarlo parqueado en una vía inclinada, estaremos forzando la Caja al dejarle que haga todo el trabajo de detener el vehículo y notaremos que al momento de querer quitar el Parking nos dará dificultad.
  • Un vehículo automático sólo debe manejarse con el pie derecho (freno y acelerador). El pie izquierdo siempre deberá permanecer sobre el descansapié ubicado para tal fin.
  • El botón O/D (Over Drive) presente en algunas Cajas Automáticas, genera una “sobre-marcha” que permite al vehículo avanzar un poco menos revolucionado y se utiliza principalmente para planear, es decir, un O/D activado genera casi medio cambio más (no alcanza a equipararse a un cambio completo). Es frecuente ver esta función en Cajas con pocos cambios adelante (3 ó 4 marchas a lo sumo). Así entonces, un auto con 3 cambios adelante podrá hacer uso de la sobre-marcha para simular casi una 4ª velocidad.
  • No es obligatorio poner la Caja Automática en Neutro (N) cuando paremos el vehículo, por ejemplo, en los semáforos, están diseñadas para permanecer en Drive (D). La maniobra de ponerla en Neutro para que la Caja “descanse” sólo se debe implementarse cuando estemos detenidos por tiempos importantes (3 minutos o más), pero no es mandatorio.
  • Las Caja Automáticas de última generación (últimos 10 años aprox.) involucran mucha tecnología que las hace resistentes y confiables aún para vehículos 4x4 que demandan mucho esfuerzo y permiten arrastrar pesos adicionales como remolques.
  • Así mismo éstas últimas generaciones han optimizado el consumo de combustible llegando a ser tanto o mejores que las mecánicas en este sentido ya que tienen la inteligencia para mantener la curva óptima de torque y saber en qué cambio avanzar, muy útiles para aquellos conductores que no manejan éstos temas.
  • También han mejorado mucho en el número de cambios adelante lo que ha permitido que manejen hoy en día un torque muy alto para la arrancada y uno muy bajo en marchas altas, haciendo que los vehículos automáticos modernos sean muy briosos y eficientes en todo momento, es decir, picados al momento del despegue y con mucha velocidad final.

Creemos que hemos hecho un buen paneo sobre este tema, comentando lo importante y práctico de éstas Cajas y despejando algunas dudas. Y como es casi seguro que ustedes, amables lectores, podrán hacer nuevos aportes o tener aún dudas sobre tópicos que no hemos tocado, los invitamos a que nos escriban y nos dejen sus comentarios.


Publicado el 13 de abril 2016, por Rafael Valderrama
Ver más
Hablemos de cajas automáticas. Capítulo 3
Luis alfonso
Buenos días. Me gustaría conocer su concepto con relación al uso de cajas automáticas, durante el adelantamiento a otros vehículos, incluso en condiciones en que se acerca un vehículo, en sentido contrario. Gracias
17 Oct 16
2 años 6 meses 8 días 6 horas

Marco Vega
Excelente
21 Abr 16
3 años 1 día 18 horas 40 minutos


Calificación:
Nombre:
Email:



Ver más
1.6023330688477